Tratamiento para dejar de roncar

Tratamiento para dejar de roncar
Puntúa este artículo

            Roncar es una actividad más común de la que se cree. Aunque muchas personas suelen negar que lo hacen, porque incluso no se han dado cuenta de que al dormir emiten dichos sonidos, se ha comprobado que un 45% de la población mundial ronca en ocasiones, mientras que un 25% lo hacen de manera habitual.

            Los niños también se ven afectados por los molestos ronquidos, lo que les produce también poco descanso, mal humor, estrés e irritación, por lo que es preciso vigilarlos y no dejar que sea una práctica frecuente que los agobie el resto de su vida. Se deben llevar a un médico especialista de ser algo severo, para que le sea diagnosticado lo que tiene y así, implementar el tratamiento preciso.

IMPORTANTE: Si ya no soportas más los ronquidos, esto cambiará tu vida CLIC AQUÍ

            Se dice que entre las causas del ronquido, se encuentran: la obesidad, el alcohol, las comidas pesadas o bocadillos durante las tres horas antes de dormir, la posición en la que se duerme, los patrones de sueño irregulares o la retracción de la mandíbula; este último puede ser remediado con prótesis bucales que sujeten la mandíbula, retengan la lengua y eleven el paladar.

            En ocasiones, es normal que las personas roncadores despierten a media noche presentando dificultades para respirar, aunque ocurre con poca frecuencia, sí es posible. También sucede que el ronquido puede ser tan fuerte que se convierte en una práctica frecuente, y de este modo, afecta el sueño completamente.

            Cuando el ronquido llega a afectar el hábito del sueño, logrando que la persona roncadora se despierte cansada y le cueste demasiado dormir, es preciso acudir a un médico que analice mediante pruebas de sueño, el ronquido para así determinar qué necesita para disminuir esta práctica tan molesta. Puede ser tratado mediante terapias eficaces.

            Algunas personas aseguran que los ronquidos son una mala costumbre del ser humano. Sin embargo,       sí existe una explicación científica de por qué roncamos. Quizás no pueda ser eliminado por completo, pero sí puede ser disminuido el ruido. Todo se logra con la constancia de realizar al pie de la letra los ejercicios existentes para disminuir dicha molestia.

¿Cómo roncar menos?
Tratamiento para los ronquidos

¿Por qué se ronca al dormir?

             Técnicamente, al dormir, los músculos de la garganta y la tráquea se relajan completamente. Entonces, si el individuo se encuentra durmiendo boca arriba, la mandíbula y la lengua se deslizarán mucho más atrás de lo normal y esto obstruirá el pasaje de aire de las fosas a la garganta. Esto produce dificultad en la entrada y salida de aire de los pulmones, por ello la persona se ve obligada a respirar por la boca.

            Si buscamos una explicación científica al proceso de roncar, encontraremos que el aire pasa por una abertura más pequeña, que causa una vibración en el velo y la úvula del paladar, lo que fabrica un sonido gangoso. A medida que la boca se seca por el paso del aire, las vibraciones se potencian, lo que puede ser realmente irritante tanto para la persona que ronca, debido a que le será difícil conciliar mejor el sueño, y también para quien lo acompaña al dormir.

            No existe una razón específica y definitiva de por qué roncamos, pero es cierto que hay factores que aumentan las probabilidades de roncar. El sobrepeso es una de las razones más comunes, debido a que el tejido del cuello que presiona las vías respiratorias, aumenta. Por otro lado, las mujeres embarazadas también tienen alto riesgo de roncar en el último mes de gestación, precisamente porque es la etapa en la que se produce el sobrepeso en el cuello.

            Otro de los factores que pueden afectar, son las deformaciones del tabique nasal que afectan la respiración. Los pólipos nasales y la congestión también pueden producir problemas respiratorios que desencadenan en los ronquidos. Se dice también que la menopausia aumenta el porcentaje de mujeres roncadoras porque se acumula grasa en la base del paladar.

            La apnea del sueño, es conocido como otro de los factores que influyen en la persona y que produce ronquido; normalmente, luego de que la persona deja de respirar total o parcialmente por más de 10 segundos mientras está dormido, el ronquido se produce justo después de cada episodio.

¿Cómo roncar menos?

            Precisamente, el ronquido no puede ser eliminado por completo, pero si es una práctica que puede controlarse o reducirse para que la persona que ronca y quien lo acompañe, puedan tener mejores noches en donde el sueño profundo sea protagonista. Para lograr esto, se deben tomar en cuenta ciertos consejos:

  • Para lograr conseguir el sueño profundo, lo primero que se debe intentar es dejar los sedantes y el alcohol antes de dormir; estos dos podrían afectar totalmente tu proceso de descanso.
  • La posición en la que se duerme también es importante porque influirá directamente en las vías respiratorias. Entonces, se debe optar dormir de lado en vez de boca arriba, porque de ese modo no se obstruirán la respiración de ninguna manera.
  • Cenar algo ligero y evitar la comida muy pesada, horas antes de dormir también contribuirá a un mejor descanso.
  • En caso de padecer apnea del sueño, existen máscaras CPAP, que es un dispositivo para la nariz que evita los ronquidos e incluso la apnea.
  • Se debe evitar el consumo de infusiones o manzanilla antes de dormir, porque relaja demasiado los músculos de la faringe, por lo que se aumentan las vibraciones de la campanilla.

            Estos son tips con los que se podrán reducir pero no eliminar los ronquidos, sin embargo, son sumamente útiles y la persona se sentirá agradecida y feliz de aplicarlos en su vida. Porque al final, si algo no tiene solución, siempre tiene un lado por donde escapar. Si los consejos se siguen al pie de la letra, los ronquidos serán totalmente disminuidos por las noches. 

Tratamiento para los ronquidos

         Uno de los tratamientos más efectivos para los ronquidos, son los ejercicios para la garganta, estos logran relajar y descansar los músculos antes de dormir, lo que evita los molestos sonidos. Dichos ejercicios serán útiles si se realizan con regularidad y de la manera correcta. Entre ellos, destacan los siguientes:

Abrir la boca

Se debe abrir la boca lo más grande que se pueda y luego se debe cerrar completamente. Este movimiento se repite de 8 a diez veces, después se fruncen los labios fuertemente y se sostienen durante 10 segundos. Luego, se abre la boca y se hace una sonrisa lo más grande posible. Seguido de una sonrisa exagerada, y todos los movimientos se deben repetir en continuamente.

Presionar el paladar

Se presiona el paladar con la punta de la lengua y después se empuja hacia atrás. Repetir continuamente las veces que se quiera.

Presionar la lengua

Presionar toda la lengua contra el paladar, por un tiempo prolongado.

Presionar la parte de atrás de la lengua

Se debe presionar la parte atrás de la lengua contra el suelo de la boca y después empujar la punta de la misma contra los dientes.

Abrir la boca tanto como puedas

Se abre la boca todo lo que sea posible y decir “AAAHHHHH”.

Empujar las mejillas

Con los dedos, se empujan las mejillas hacia afuera. Después se mastica algún alimento como pasas, utilizando todos los lados de la boca.

Según estudios, las personas que han seguido consejos como estos, terminaron roncando 36% menos seguido y 59% fuerte que antes. También existen otras cosas que funcionarán dependiendo de dónde proviene el ruido, por ejemplo, si el ruido viene de la nariz, una opción podrían ser las tiritas nasales; aunque parezca solo cinta adhesiva, estas tiras ayudan a separar las fosas nasales, lo que fomenta una buena respiración.

Remedios para el ronquido nocturno

    Existen diferentes remedios funcionales para remediar los ronquidos.

Vías respiratorias congestionadas

Se dice que uno de los factores que más influyen a la hora de roncar, son las vías respiratorias congestionadas, por lo que sus patologías como rinitis o alergias crónicas, deben ser curadas o controladas para que se pueda evitar el proceso del ronquido. Para esto, se debe acudir a un otorrinolaringólogo.

Sobrepeso      

Por otro lado, encontramos el sobrepeso como otra causa importante, por lo que se debe perder (en caso de que existe), para evitar la acumulación de grasa en diferentes partes del cuerpo, para así mejorar el proceso respiratorio.

Bebidas antes de dormir

            Tomar pequeñas tazas de café, antes de dormir, contribuye con un mejor descanso y la poca relajación de la faringe, lo que evitará por completo el ronquido. También, es preciso mencionar que la menta y el eucalipto son grandes aliados a la hora de servir como expectorarte y abrir las vías respiratorias; lo ideal es prepararlos con aceites, mezclarlos con agua y regarlos en la cabecera de la cama antes de acostarse, pero también puede ser utilizado mediante inhalaciones de vapor.

La miel

            Otro remedio natural efectivo, es la miel, esta funciona también como expectorante y elimina las flemas, previene infecciones de garganta y evita la irritación, lo que pueden ser factores que fomentan el ronquido. Para utilizarla, solo se realizan gárgaras con una infusión de hojas de frambuesa y dos cucharadas de miel.

Aceite de oliva

El aceite de oliva es también conocido como un remedio muy eficaz; se puede aplicar en la nariz, el cuello y la nuca. Su preparación es sencilla; primero se mezcla el aceite de oliva con 50 gramos de ruda y se junta en un recipiente. Se deja macerar durante 2 semanas para luego colarlo y guardarlo en un envase oscuro.

Inhaladores caseros

Otra manera de remediar el ronquido, es mediante el uso de inhaladores caseros, estos funcionan con solución salina, una taza de agua a temperatura ambiente, media cucharada de sal y una pizca de bicarbonato de sodio. En caso de que se ronque por tener la nariz tapada, se puede aplicar un chorrito y es inmediato el efecto curativo que posee.

Además de remedios naturales y procesos dietéticos para mejorar la salud y así evitar el ronquido, también se encuentran los sistemas más elaborados y, para algunas personas, mucho más prácticos, como los dispositivos dentales que sirven para evitar la retracción de la lengua, lo que evita de manera eficaz el ronquido.

Boquillas antironquidos

También existe lo que se conoce como boquilla, que es un aparato de plástico para la boca que es útil para personas que roncan muy duro. Dicho instrumento, debe ser instalado por un dentista y se ajusta perfectamente a la mandíbula y la lengua, para que de esa manera se mantengan las vías respiratorias y la garganta abierta al momento de dormir

Almohada anti-ronquidos

Entre tantos inventos, los japoneses no podían quedarse atrás, por lo que inventaron la almohada anti-ronquidos, que consiste en un almohadón con forma de osito que tiene un dispositivo que es capaz de detectar ronquidos. Entonces, cuando los detecta, el oso levanta sus patas para invitar a la persona de manera sutil a que cambie la posición de dormir. Esto, sin duda alguna, es mucho mejor que recibir un codazo de quien sea su acompañante en la habitación.

Procedimientos quirúrgicos

Los procedimientos quirúrgicos de paladar también son tomados en cuenta a la hora de encontrar algún remedio para los ronquidos. Sin embargo, antes de ser llevada a cabo cualquier cirugía, se debe acudir a un médico especialista que se encargue mantener una buena orientación con la persona, para que de este modo, pueda tomar las mejores decisiones. 

Sin embargo, existe un procedimiento basado en cirugía láser que asegurar es sumamente sencillo, no tiene riesgos y ayuda a solucionar el problema del ronquido. También está la radiofrecuencia, que se encarga de endurecer o acortar las partes blandas que forman el ronquido, esta es otra práctica que se ha visto como factible a la hora de remediar esta situación.

En caso de que no funcione ninguno de los tratamientos o remedios para disminuir los ronquidos, es preciso llamar a un médico que pueda dar con la razón exacta de este molesto ruido. De seguir así, lo único que provocará es que no pueda descansar el resto de su vida, que se mantenga, quizás, con una afección respiratoria mucho más grave (y que no lo sepa) y que tenga siempre la garganta irritada y hasta el humor, porque cuando no se descansa bien, el humor también se ve afectado.

Compártelo en tus Redes Sociales favoritas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.