Trastorno del sueño en los niños

Todo niño desde su nacimiento necesita de una serie de condiciones óptimas para desarrollarse satisfactoriamente a través de cada unas de las etapas por las cuales ha de pasar, dormir placenteramente las horas indicadas durante  la noche será determinante en el proceso de crecimiento e incluso cuando ya sea un adulto.

Tener algún trastorno a la hora de dormir impide que este niño se desenvuelva positivamente, estudios confirman que esta es  una de las causas de enfermedades del tipo cardiovascular que incluso han llegado hasta la muerte.

Los trastornos en el sueño se clasifican de acuerdo a tres categorías:

  • Insomnio o Dificultad para conciliar el sueño
  • Síndrome de piernas inquietas: Mientras el niño duerme se  mueve constantemente.
  • Durante el día se queda dormido repentinamente, es decir, sufre de somnolencias diurnas.

Cada unas de las categorías antes mencionadas tienen una razón de ser, es de gran importancia comprender cada una de ellas para dar la respuesta necesaria y la atención acorde al caso.

Trastorno del sueño en bebes
Causas del trastorno de los sueños en los niños

Causas del trastorno de los sueños en los niños

 Los niños no escapan de ciertos problemas que los afectan tal cual un adulto y se reflejan a la hora de dormir, entre ellos tenemos:

Los malos hábitos

Muchos padres acostumbran a sus hijos a dormir luego de realizar ciertas actividades o bajo algunas condiciones específicas que al momento de fallar en alguna de ellas se convierte en un obstáculo para conciliar el sueño,  por ejemplo:

1.- Dormir con la luz de la habitación encendida

2.- Escuchar canciones infantiles.

3.-Leer alguna historia infantil antes de dormir.

4.-Acostarse con ellos mientras se duermen para luego irte a tu habitación.

Estrés

No por ser niños se encuentran exentos de sufrir de estrés que impide que puedan dormir tranquilamente.

El estrés producto de los problemas familiares o de pareja desencadenan episodios de ansiedad que no permiten conciliar el sueño que los niños necesitan para reponer sus fuerzas.

Recuerda que ellos  sienten los cambios en su entorno y son los más afectados a la hora de alguna discusión familiar, en este aspecto es recomendable evitar en lo posible que los problemas afecten a los pequeños de la casa separando lo  personal del rol de padres que debes saber desarrollar a cabalidad por el bienestar de tu hijo(a).

Alergias

Es común que los niños con cuadros alérgicos, gripe o congestión no duerman como es debido durante toda la noche y despierten repentinamente dificultándose el retomar del sueño nuevamente.

Esto se debe a la congestión nasal  presente y al malestar general que estas enfermedades producen en el paciente.

Dolores de cabeza, otitis, etc.

Las enfermedades cuyos malestares incluyen dolores en cualquier parte del cuerpo representan una clara razón para el descontrol del sueño en infantes.

Ataques de asma, diabetes y epilepsia

Estas enfermedades y los medicamentos usados para el tratamiento de cada una de ellas pueden  causar ansiedad en los niños y descontrolar por completo el sueño nocturno.

En estos casos el médico pediatra será el encargado de ayudarte a manejar estas enfermedades y a controlar cada episodio nocturno que no deja dormir a tu niño(a).

Algunos medicamentos perturban el sueño

El uso de medicamentos como bronco dilatadores, antialérgicos y antibióticos descontrolan el dormir de los infantes.

¿Cuáles son los síntomas del trastorno del sueño en los niños?

Es importante detectar a tiempo si tu hijo(a) sufre de algún trastorno del sueño, para ello presta mucha atención a lo siguientes señales de alarma o síntomas.

  • Tu hijo no logra conciliar el sueño sin tu ayuda o compañía.
  • Tiene un sueño nada profundo.
  • Suele despertarse varias veces durante la noche sin motivo alguno.
  • Se queda dormido en el colegio o maternal.
  • En ocasiones cambia de humor hasta llegar a ser agresivo.
  • Agotamiento físico.
  • Tiene déficit de atención.
  • Problemas de comportamiento en su colegio o escuela.
  • Bajo rendimiento en las actividades escolares.

Trastorno del sueño en bebes

Los bebes no se escapan de tener trastornos del sueño, durante los primeros meses (0- 6) aproximadamente es normal que despierten cada dos (2) o tres (3) horas durante la noche, esto se debe a que durante los primeros meses de vida el bebe se alimenta más seguido, es decir, que para un bebe es común pedir de comer cuando el adulto duerme.

Ahora bien, cuando el bebe pasa los seis (6) meses ya está en condiciones de dormir durante diez (10) horas sin interrupciones, pero si el bebe no duerme como es debido entonces se debe a un trastorno del sueño.

Este tipo de trastornos es ocasionado generalmente por el entorno o el ambiente que rodea al bebe, es decir, los problemas, las angustia, el estrés o las preocupaciones son trasmitidas a él o ella  aun cuando muchas personas no lo creen posible.

Sin embargo, también existen  otras causas por las cuales se producen estos trastornos, mencionare las siguientes:

  • La mayoría de los bebes son muy sensibles a los ruidos fuertes como por ejemplo los ruidos producto de la caída de algún objeto, la corneta de un vehículo o el alto volumen en la música de algún vecino, cualquiera de estas situaciones despertara al bebe sin costo alguno, en ocasiones retomar nuevamente el sueño tardara unas cuantas horas.
  • Falta de un correcto orden en cuanto al horario y la cantidad de comidas por día:

Algunos padres debido a su inexperiencia cometen el error de dar comida al bebe cada vez que este llora o simplemente abre sus ojitos, esto es muy común en padres primerizos.

Cuando esto ocurre el bebe asume que debe comer muy seguido durante el día e incluso por las noches sustituyendo en gran magnitud las horas de dormir por las horas de alimentarse.

Bien lo decía mi abuelita ¡las noches se hicieron para dormir!

 

  • Algunos bebes tienen pesadillas mientras duermes, esto es muy común cuando se trata de un bebe travieso y juguetón.
  • Si tú bebe sufre de adenoides o amígdalas inflamadas roncara mientras duerme, este ruido involuntario no permite que duerma tranquilo y sin interrupciones, en este caso debes buscar rápidamente la ayuda de tu pediatra.
  • Cuando pasas la noche con tu bebe en un lugar diferente al que está acostumbrado desde su nacimiento , es normal que extrañe su cuna o el ambiente de su habitación y no logre conciliar el sueño con facilidad e incluso despierte llorando varias veces por la noche.

Tratamientos  del trastorno del sueño  en  niños y bebes

El tratamiento dependerá del motivo por el cual el niño o el bebe no duerme como es debido por las noches, a continuación mencionare algunos tratamientos para este tipo de enfermedad:

Colocar una hora específica para ir a dormir

Los niños desde temprana edad se acostumbran rápidamente a respetar los horarios establecidos por los padres, esto permitirá tener un patrón de sueño adecuado no solo para el bebe sino también para los padres que necesitan descansar.

Evitar largas siestas

No permitas que tu hijo(a) duerme muchas horas por las tardes ya que no lograra conciliar el sueño a la hora establecida para dormir.

Películas antes de dormir

No coloques películas infantiles para que duerme, los niños tienden a distraerse de tal manera que puede amanecer despierto.

Dormir con los padres

No acostumbres a tu hijo a dormir contigo, es vital  enseñarles desde muy pequeño la importancia de crecer independientes  y dueños de su propio espacio, en el buen sentido de la palabra.

Música para dormir

La música instrumental o clásica puede ayudarles al momento de relajarse y conciliar el sueño.

Duchas antes ir a la cama

Acostumbra a tu hijo o bebe a darse un baño con agua tibia antes de dormir para relajarse y dormir frescos durante toda la noche.

Luz cercana encendida

Puedes dejar una luz encendida, se recomienda que sea de un área cercana a su habitación,  no dejes encendida la luz de su cuarto ya que esto crea dependencia y el día que no tenga disponible la luz no lograra dormir.

Ambiente

El ambiente en el hogar es determinante no solo para dormir bien sino para su bienestar y desarrollo, es por ello que debes procurar que este sea lo más ameno posible, sin discusiones o problemas que afectan al más pequeño e indefenso.

Recuerda que el bienestar de tu hijo se encuentra en tus manos y que tu como padre o madre están en la obligación de enseñarle los mejores hábitos en pro de su correcto crecimiento.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!