¿Por que tengo sueño después de comer?

Seguramente te ha pasado que luego de un rico banquete sientes necesidad de dormir o descansar y no entiendes por qué te sucede, si te ha pasado te invito a continuar con la lectura de este interesante artículo con el cual comprenderás el motivo de esta sensación de sueño luego de las horas de alimentación.

Existe una gran variedad de alimentos que aceleran la producción de la hormona conocida con el nombre de melatonina, siendo esta hormona la responsable de provocar  la sensación de sueño que conlleva a buscar el descanso tan necesario para retomar las fuerzas y energías perdidas.

Sin embargo, el sueño se activa luego de comer y cuando las personas se encuentran dentro de un horario donde dormir interfiere con las actividades y responsabilidades familiares, personales o laborales por lo que debe ser postergado hasta llegada la hora propiamente  para dormir.

Es un error creer que la cantidad de comida que ingeriste es la causante de tu sueño, si bien es cierto que la pesadez afecta tu rendimiento también es cierto que el tipo de alimentos y su contenido son quienes aceleran las ganas de dormir luego de comer.

¿Qué hacer para no tener sueño después de la comida?
¿Cuál es la función de la hormona melatonina?

¿Cuál es la función de la hormona melatonina?

La hormona melatonina también conocida como la hormona del sueño es la encargada de provocar en las personas el sueño y el deseo de dormir por las noches.

La hormona melatonina se produce por la glándula pineal gracias a un aminoácido denominado triptófano una vez comienza la llegada de la oscuridad, cumple un ciclo de producción de exactamente veinticuatro (24) horas, es decir, cuando el cuerpo comienza a percibir la luz como señal de la venida un nuevo día la glándula va disminuyendo la cantidad de melatonina hasta que desaparece por completo y la persona despierta.

Esta ciclo de producción de melatonina se repite todos los días y es de esta manera que se puede conciliar el sueño.

La melatonina ha sido utilizada para el tratamiento de diferentes trastornos o patologías bajo la presentación de capsulas cuya dosis mínima es de dos (2) miligramos (mg).

El tratamiento con melatonina debe ser autorizada por:

  • un médico internista o neurólogo, quienes son los únicos encargados de indicar la administración o ingesta de esta hormona baja la presentación de tabletas o capsulas.

Estudiosos de la materia afirman que una dosis externa de melatonina contribuye positivamente a conciliar el sueño, sin embargo las personas bajo ninguna condición deben auto medicarse.

Cabe destacar que una vez se deja de ingerir la capsula de melatonina no se presenta ningún síntoma del conocido síndrome de abstinencia, lo que quiere decir que no despierta adicción.

¿Qué alimentos te dan sueño?

Algunos alimentos ricos en triptófano aceleran la producción de melatonina y por ende el sueño en horas en que dormir no se puede, a continuación mencionare los más destacados:

Plátanos

El plátano contiene gran cantidad de azúcar, magnesio y potasio que actúan como poderosos relajantes además de incitar o acelerar la  producción de melatonina dando lugar al sueño y deseo de dormir.

Arroz

El arroz blanco posee un alto porcentaje de glucosa que desencadena la somnolencia unas tres (3)  o cuatro (4)  horas luego de haberlo consumido.

Salmon, atún y pescado frito

Los pescados como el salmón, el atún y el pescado frito contienen gran cantidad de  ácidos que funcionan como un maravilloso relajante que aumenta la presencia de sueño y el deseo desesperante por dormir.

Calabaza

La calabaza específicamente su  semilla contiene mucho magnesio, zinc y triptófano por lo cual al ser ingerido provoca rápidamente la aparición del sueño o somnolencia al relajar en gran proporción los músculos y el sistema nervioso de la persona.

Manzanilla

Si eres de las personas que acostumbra tomar una taza de té de manzanilla pocas horas luego de almorzar o comer es común que sientas somnolencia, en este sentido actúa la manzanilla como relajante del sistema nervioso por lo que el sistema nervioso se encuentra en condiciones óptimas para dormir.

Nueces

Si tu deseo es mantenerte activo luego de comer te sugiero no ingerir  nueces como postre o merienda ya que poseen melatonina que actúa directamente en la sangre provocando un fuerte efecto de somnolencia.

Cerezas

Para el amante de la cereza le aconsejo no consumir esta deliciosa fruta sobretodo bajo la forma de jugo y es que su efecto generador de melatonina actúa rápidamente provocando un fuerte somnolencia.

Puedes comerla en poca cantidad para evitar el efecto del sueño y no privarte de tu fruta preferida.

Avena

La avena es rica en magnesio, calcio y triptófano por lo que su efecto sedante y relajante se hace presente luego de ser consumida.

Muchas personas acostumbran tomar o comer una taza de avena como complemento del desayuno por lo que sufren bostezos que son confundidos en muchas oportunidades con necesidad de alimento o hambre, lo cual es un error, el avena contiene triptófano culpable de la producción de melatonina y por ende bostezos relacionados con el sueño.

Galletas saladas y queso

El queso específicamente el queso duro en combinación con la galleta salada es una potencial herramienta para producir la somnolencia, y es que los carbohidratos y el triptófano se unen para que la persona que los ingiera sienta enormes deseos de dormir.

¿Qué hacer para no tener sueño después de la comida?

Para combatir la somnolencia en horas cuando se hace imposible dormir, por ejemplo luego de almorzar estando dentro del horario laboral te recomiendo lo siguiente:

  • Realiza una rigurosa revisión a tu dieta alimenticia, debes tener presente cuales alimentos debes consumir y cuales te afectarían luego de comer.

Te recomiendo consumir pan integral, cereales y lácteos descremados en el desayuno como estrategia para la producción de energía en tus mañanas.

  • Las comidas rápidas como hamburguesas o similares contienen gran cantidad de grasas, sal y azucares que rápidamente activan la hormona melatonina produciendo sueño.
  • Agrega a tu dieta alimenticia granos, verduras y legumbres cuya absorción es lenta lo que impide altos niveles de azúcar en la sangre y por ende somnolencia.
  • Ante la posibilidad de somnolencia luego de comer arroz blanco te recomiendo colocarlo en tu plato en poca cantidad, adiciona ensaladas o sopas de granos secos de tal manera de no disminuir tu porción de almuerzo pero si disminuir la posibilidad de sueño luego de la comida.
  • Consume proteínas como las contenidas en las carnes rojas, pollo, huevos y soya.
  • Evita en lo posible combinar el almuerzo con bebidas alcohólicas.
  • Ajusta la cantidad de comida que ingieres durante el almuerzo, en ocasiones la pesadez te hace buscar la cama ante la necesidad de descansar o disminuir lo lleno de tu estomago.
  • Si tu horario y ambiente de trabajo te lo permite puedes realizar pequeñas caminatas en el área cercana a tu trabajo, la práctica de algún ejercicio te permite mantener el ritmo o las energías que tengas para sobrellevar tu día.
  • Es importante cumplir a cabalidad las horas establecidas para dormir por noche de acuerdo a la edad, esto con la finalidad de recuperar las energías que se pierden debido a las múltiples ocupaciones familiares, laborales o personales, lo cual contribuye en gran porcentaje a mantenerse alerto y atento cuando debes estar despierto.

Artículo recomendado: Como evitar roncar – ¿Qué remedio es bueno?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.