¿Por qué es malo roncar mucho y fuerte cuando duermes?

¿Por qué es malo roncar mucho y fuerte cuando duermes?
5 (100%) 1 vote

Para muchos roncar es un episodio un tanto gracioso e incluso es motivo de bromas y risas, sin embargo a medida que la situación se hace mas continua e intensa inician los problemas de pareja y las dudas si los ronquidos son malos para la salud, hasta el punto de pensar que roncar es en algunos casos una manera de molestar a quien duerme.

Algunos cometen el error de asociar los ronquidos con un sueño profundo y seguramente renovador, siendo esta situación la muestra de problemas más serios y que no acarrean consecuencias nada alentadoras.

La realidad es que roncar va mucho más allá de un estruendoso sonido que a muchos molesta, incomoda y despierta, estos sonidos vibratorios son la señal de que algo sucede y necesita ser atendido a la brevedad posible y con la seriedad que el caso amerita.

¿Roncar mucho es una enfermedad?

La respuesta a esta interrogante que a menudo se hacen miles de personas es NO, roncar no es una enfermedad, es la forma de esconderse o pasar desapercibidas que poseen algunas patologías que aquejan al roncador y se manifiestan por medio de los fuertes sonidos provocados por las vibraciones que se originan en la campanilla de la garganta al darse el proceso de relajación de las vías respiratorias.

Sin embargo puedes corregir tal situación, implementando algunas sugerencias o recomendaciones como las que colocare a tu disposición a continuación:

  • Realiza un cambio en tu estilo de vida, aliméntate sano y balanceado, práctica deportes, pequeñas caminatas o natación.
  • Elimina por completo el uso de cigarrillos y/o tabaco.
  • No consumas bebidas alcohólicas en exceso, sobre todo llegada la hora de dormir.
  • Limpia tu habitación, elimina todo el polvo presente en el área que pueda ocasionar alergias u obstrucciones nasales.
  • Si los ronquidos son ocasionales utiliza gotas o soluciones nasales para librarte de la congestión.

A continuación está un video corto, donde se le hace una entrevista a un especialista otorrino, donde expone lo peligroso que pueden resultar los ronquidos.

Roncar mucho y además con una fuerte intensidad es la señal de la presencia de dos importantes trastornos del sueño, a continuación hare referencia a cada uno de ellos:

  • Apnea del sueño, un potente problema de la respiración que va en aumento cuando no se aplican los correctivos adecuados, se origina gracias al estrechamiento que sufren las vías respiratorias provocadas por desordenes internos en la nariz y/o faringe, tamaño de la lengua y aumento desproporcionado de las amígdalas y adenoides.

La característica principal de la apnea del sueño es el colapso en el ritmo de la respiración,  que culmina con un fuerte ronquido.

  • Apnea central del sueño, este tipo de trastorno se manifiesta por medio de la perdida en la actividad del diafragma y los músculos del pecho, en este tipo de trastorno el oxigeno en la sangre se ve disminuido y el cerebro emite señales indicando a roncador que debe despertar para retomar el oxigeno.

Un roncador que no reciba la atención necesaria para tratar su trastorno nocturno puede presentar serios inconvenientes de salud, que podría complicar lo que al principio pudo ser contralado con solo el uso de algunas medidas tanto preventivas como correctivas.

Los sonidos  o ronquidos fuertes pueden ocasionar contracturas, con riesgo de cierre de las vías respiratorias y colapsos respiratorios que pueden durar hasta diez (10) segundos.

¿Como saber si los ronquidos son síntomas de una enfermedad?

Existen dos importantes técnicas para realizar un diagnostico acertado de la patología que se presume que aqueja al paciente, a continuación te explicare:

  1. Una primera alternativa de diagnostico

Es observar durante una noche el comportamiento del paciente, se dispone de una habitación con un ambiente totalmente normal y acorde para su buen descanso, al dormir se inicia la evaluación de las siguientes variables, a este técnica se le denomina polisomnografía:

  • Oxigeno en la sangre
  • Frecuencia sanguínea y respiratoria

En medio de este primer diagnostico se practica un electroencefalograma, con el fin de evaluar el comportamiento del cerebro y como descansa mientras el paciente duerme.

  1. La revisión de la anatomía de la nariz y garganta

Esto es primordial, para ello se practica una endoscopia y un estudio denominado nasofibroscopía con el que se hace un recorrido a través de las vías respiratorios con el fin de determinar con mayor claridad las obstrucciones presentes.

¿Por qué roncar es malo para el corazón?
¿Roncar mucho es una enfermedad?

¿Por qué roncar al dormir es malo para la salud?

Los ronquidos no atendidos pueden acarrear consecuencias fatales para la salud de quien los padece y de su pareja o compañero (a) de habitación,  presta mucha atención a lo siguiente:

  • El riesgo de padecer caídas, fracturas o accidentes automovilísticos es una terrible consecuencia de la somnolencia provocada por las dificultades que presenta la persona mientras duerme.
  • No dormir las horas necesarias con la calidad que requiere toda persona para recuperar las energías perdidas durante el día, genera un fuerte deseo de dormir cuando las obligaciones familiares, personales o laborales ya no lo permiten, esto produce fatiga, irritabilidad y en algunos casos disputas con las personas que piensas no te comprenden.
  • El desarrollo de episodios de cambios emocionales no se hace esperar, el estrés y los cambios de humor son algunas de las complicaciones que sufre la salud del roncador y de su acompañante.
  • Cefaleas o jaquecas pasan a formar parte del menú del día, una persona que no duerme como es debido, desarrollar fuertes dolores de cabeza ante la necesidad de dormir bien es una de las peores complicaciones.
  • Cansancio excesivo cuando en realidad al despertar la persona debería estar libre de agotamiento y fortalecido, es otra señal de problemas de salud producto de ronquidos.

¿Por qué roncar es malo para el corazón?

Tener dificultades para lograr un sueño profundo y reparador es una importante  señal de la existencia de un problema que a la larga desarrollara el conocido Síndrome metabólico, siendo esta condición la culpable de la aparición de problemas como:

  • Diabetes
  • Ataques al corazón
  • Ataques cerebro vasculares

¿Cómo se producen los ataques al corazón?

Te explicare:

Al roncar no siempre la persona deja de percibir oxigeno, sin embargo, las sustancias químicas contenidas en el cerebro y encargadas de dirigir la respiración dejan de ser estimuladas y por ende se interrumpe este importante proceso.

En ese preciso momento los niveles de oxigeno recaen drásticamente aumentando las hormonas y la adrenalina, este proceso contribuye al inicio de otro delicado proceso que amenaza terriblemente la salud, que se reparte en tres fases, entre las que destacan:

  • Elevaciones en la presión arterial del roncador, la cual se ubica en valores iguales o superiores a los 140/90 mm Hg
  • Descontrol o irregularidades en el ritmo cardiaco.
  • Ataques al corazón

Una falla tan delicada como el ataque al corazón puede acarrear una fuerte retención de líquido en partes tan importantes para el cuerpo como son las piernas, pulmones y los tejidos propios de la garganta.

Seguramente pensabas que al hablar de problemas del corazón es comúnmente asociado a las elevaciones de la presión arterial, aumento de los valores de colesterol, tabaquismo o historia familiar, ahora puedes darte cuenta que los problemas cardiovasculares son aun más serios y lo que creías un simple y gracioso ronquido se puede convertir en un grave problema para tu salud e incluso para tu vida.

No te angusties, lo importante es dar una respuesta oportuna a tu problema y mejorar tus condiciones físicas y de salud, el esfuerzo y la dedicación marcaran la diferencia.

Compártelo en tus Redes Sociales favoritas!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.