Causas y consecuencias de trastorno del sueño

En este artículo aprenderás cuales son las causas y consecuencias más frecuentes del trastorno del sueño y descubrirás algunos consejos para poder tratarlo con éxito.

Existen muchas personas que desean saber las causas del trastorno del sueño, porque tienen este problema.

Los problemas y trastorno del sueño pueden ser causados ​​por diversos factores.

Aunque las causas pueden ser diferentes, el resultado final de todos los trastornos del sueño es que el ciclo natural del cuerpo humano durante el tiempo de descanso (cuando duermes) es que tu sueño natural se interrumpe o sufres largas noches de vigila.

Causas de trastorno del sueño

Los factores que pueden causar problemas de sueño son:

–       Causa familiar

Los diversos conflictos familiares puedes ser una de las causas del trastorno del sueño más comunes.

–       El Alcohol

Da muchas pesadillas el consumir alcohol algo que genera insomnio en la persona que lo tiene.

–       Depresión

Cuando se sufre de depresión se suele tener también insomnio algo que impide descansar de la forma adecuada.

–       Muchas Pesadillas

Hay una gran cantidad de personas que no duermen de la forma adecuada porque tienen muchas pesadillas al dormir.

–       Estrés

Tener altos niveles de estrés puede afectar de una forma muy negativa al descanso adecuado.

–       Medicación

El consumo de determinados tipos de medicamentos puede dar trastornos en el sueño.

Consecuencias del trastorno del sueño
Causas de trastorno del sueño

Otros factores que pueden causar trastornos de sueño son:

  1. Perturbaciones físicas (por ejemplo, dolor de cabeza)
  2. Cuestiones médicas (por ejemplo, asma )
  3. Trastornos psiquiátricos (por ejemplo, depresión y trastornos de ansiedad)
  4. Cuestiones ambientales (por ejemplo, bacterias en el aire de tu habitación)
  5. Malos hábitos adquiridos (consumo de drogas y mucha comida en la noche)

Consecuencias del trastorno del sueño

¿Qué efectos negativos produce el trastorno del sueño?

Enfermedades cardiacas

Dormir menos de 8 horas según investigaciones indican que aumenta las chances de sufrir una enfermedad cardiaca.

Aumento de nivel de glucosa

Dormir poco sube los niveles de glucosa en la sangre. Así que si eres diabético ya mismo tienes que ir en busca de un médico para poder encontrar la solución más rápida a este problema que te puede afectar más de lo que piensas.

Disminución de esperanza de vida

Si se duerme menos de 6 horas por día aumentan las probabilidades de morir mucho más joven. También dormir mucho no es recomendable, tiene que existir un equilibrio para poder contar con un descanso adecuado.

Sobrepeso

El dormir pocas horas en la noche también te hace subir de peso porque estar cansado sube el apetito.

Estos problemas pueden venir acompañados de enfermedades más serias, si no son tratadas a tiempo como ronquidos nocturnos y pero aún la peligrosa apnea del sueño.

A corto o largo plazo el insomnio puede volverse agudo y originar un estrés incontrolable en tu vida (estadísticamente el estrés causado por el mal descanso en la noche produce mal empeño en el trabajo e incluso pérdida de empleo y en casos más crónicos la muerte), otras formas de presentación del trastorno de sueño son las enfermedades.

Te invito a hacerte un examen personal; si tienes insomnio al menos tres noches a la semana durante un mes o más, es muy probable que padezcas depresión y estrés crónico.

Otros factores que pueden interferir con el sueño incluyen:

  • Genética: Los investigadores han encontrado una base genética para la narcolepsia, un trastorno neurológico de la regulación del sueño que afecta el control del sueño y la vigilia.
  • El trabajo por turnos en la noche: Las personas que trabajan en la noche a menudo experimentan trastornos del sueño, porque no pueden dormir cuando empiezan a sentir somnolencia. Sus actividades son contrarias a su reloj biológico.
  • Medicamentos: Muchos medicamentos pueden interferir con el sueño e incluso producir ronquidos, tales como ciertos antidepresivos, medicamentos  para la presión arterial y medicamentos para los resfriados.
  • Envejecimiento: Alrededor de la mitad de todos los adultos mayores de 65 años tienen algún tipo de trastorno del sueño. No está claro si es una parte normal del envejecimiento o como resultado de medicamentos que las personas mayores suelen utilizar.

¿Cómo tratar el trastorno del sueño?

Para tratar el trastorno del sueño tienes que cambiar diversas cosas en tus hábitos diarios para poder descansar de nuevo de forma adecuada.

  • Uno de los hábitos más efectivos que puedas aplicar es irte a dormir y levantarte siempre a la misma hora.

De esta forma tu cuerpo se acostumbra a un horario de sueño y descansaras de una mejor forma.

  • Puedes programar una alarma que te avise a qué hora te tienes que acostar y otra que te avise a qué hora te tienes que levantar.
  • Para poder dormir a la hora adecuada lo que puedes hacer es realizar un conjunto de hábitostodos los días. Algunos de estos hábitos pueden ser los siguientes: Leer un libro, escuchar música relajante, realizar algún tipo de ejercicio de relajación, tomar un baño.
  • 50 minutos antes de dormir no tienes que usar ni la computadora, el celular o la televisión. No tomes café, alcohol o gaseosas, antes de dormir.
  • No te vayas a acostar con el estómago lleno ya que va a limitar tu descanso.
  • En la mañana o en la tarde realiza una rutina de ejercicios sencillos para poder quemar calorías y estar mejor de salud. Además como el ejercicio baja el estrés que se tiene vas a poder dormir mucho mejor.
  • Abandona el hábito de fumar si es algo que realizas ya que la nicotina de los cigarrillos estimula el sistema nervioso y no te permitirá dormir de la forma adecuada. Busca e investiga de qué manera puedes eliminar este hábito de tu vida.

Espero que tomes muy enserio esta información sobre las causas del trastorno del sueño y hagas algo ahora mismo para remediar tu problema.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.