10 Técnicas rápidas y ejercicios de relajación muscular profunda

Para relajar tus músculos de una manera profunda y efectiva te recomiendo estas opciones:

  1. Dormir bien
  2. Respiración profunda
  3. Buena alimentación
  4. La meditación
  5. Aromaterapia
  6. Masajes
  7. Yoga
  8. La acupresión
  9. La risa puede relajar tus músculos tensos
  10. Estiramiento de los músculos.

Tipos de relajación muscular

Los masajes han sido una forma eficaz de relajación durante mucho tiempo.  Existe  diferentes tipos de masajes y cada uno tiene sus propias cualidades únicas para ayudar a relajarte:

·        Masaje tailandés

Un masaje tailandés es una antigua técnica de masaje.

En lugar de usar aceites y cremas para dar masajes a tu espalda, permaneces completamente vestido y un terapeuta de masajes tailandés mueve tu cuerpo en una variedad de posiciones para estirar tus músculos.

El terapeuta utilizará sus brazos, pies, manos y piernas para manipular tu cuerpo en una serie de posiciones inspiradas en el yoga.

Se dice que esto mejora la circulación, la flexibilidad, la energía y también se dice que disminuye el estrés.

·        Masaje sueco

Un masaje muy famoso.

El masaje sueco se realiza principalmente con una serie de suaves cepillos y aceite y se centra en mejorar la circulación y la relajación en la espalda, los hombros, el cuello, los brazos y las piernas.

Un terapeuta de masajes que realice un masaje sueco también puede resolver cualquier nudo que puedas tener si le pides que se concentre en un área particularmente tensa.

Lee También  Como se puede dormir sentado correctamente

Este tipo de masaje aumenta la movilidad, la circulación y ayuda a liberar endorfinas que ayudan a combatir el dolor y también a hacerte feliz.

·        Reflexología

Una sesión de reflexología se centra principalmente en masajear los pies y las manos en ciertos puntos «reflejos» que están conectados a áreas específicas de tu cuerpo.

Este es un excelente método para estimular y curar áreas problemáticas, aumentar la relajación, reducir el dolor y deshacerte del estrés.

·        Masaje con piedras calientes

La terapia con piedras calientes o el masaje es una técnica que utiliza rocas como el basalto cubierto con aceite de masaje que se calienta a aproximadamente 120 grados.

En lugar de recibir un masaje de manos de un terapeuta, las piedras se deslizan por la espalda para un masaje aún más profundo.

Se sabe que este tipo de masaje ayuda a tu cuerpo a desintoxicarse, mejorar el sistema circulatorio y reducir el estrés.

·        Masaje Shiatsu

Conocido como un masaje espiritual, el shiatsu es una terapia que involucra a un terapeuta que aplica presión a varias partes del cuerpo para equilibrar la energía del cuerpo.

Esta es una técnica de relajación muscular profunda que es excelente para reducir el estrés.

Como puedes ver, hay muchas variedades de masajes disponibles para ayudarte a lograr el equilibrio y la relajación.

La incorporación regular de cualquiera de estos elementos a tu vida puede ayudarte a sentirte maravilloso en muchos niveles.

Técnicas de relajación muscular después del ejercicio
Tipos de relajación muscular

Ejercicios de relajación en educación física

Afortunadamente hay algunas maneras realmente buenas de reducir la tensión que mantenemos en nuestros cuerpos.

Te indico algunos ejercicios para tu clase física:

Antes de comenzar cada entrenamiento es recomendable tener un calentamiento, hacer relajación muscular y aquí te indico las más opciones más apropiadas para ti:

1.     Tome un par de respiraciones lentas y profundas

Deje que sus ojos se cierren. Mientras inhala reten la respiración durante cinco segundos, nota la tensión en tus pulmones. Ahora exhala y siente la respuesta de relajación.

Lee También  ¿Cuales son las consecuencias y efectos de no dormir bien?

2.     El estiramiento dinámico

Consiste en ejercicios como: Círculos de brazos, sentadillas con peso corporal, empujes de cadera y elevaciones de rodilla altas.

Este tipo de estiramiento prepara efectivamente el cuerpo para el ejercicio tanto mental como físicamente.

3.     De cinco a diez minutos de cardio

También calentará tus músculos, aumentará la circulación y le dirá al cuerpo que es hora de hacer ejercicio.

El estiramiento es muy beneficioso para la prevención de lesiones, mayor flexibilidad y para sentirte más ágil y con mucha energía.

Si debe realizar estiramientos antes de tu entrenamiento. Entonces no los mantengas por mucho tiempo. Simplemente coloca tu cuerpo en la postura de estiramiento deseada y suéltate. Puedes repetir esto unas cuantas veces sin estirarte demasiado.

Si alguna vez sientes alguna tensión, detente inmediatamente.

Técnicas de relajación muscular después del ejercicio

Lo que hagas después de cada sesión de entrenamiento tiene un gran impacto en cuánto ganas al hacer ejercicio.

De hecho, la mayoría de las personas no pueden obtener los mejores resultados después de hacer ejercicio simplemente porque no cuentan con un plan de recuperación.

Un plan de recuperación,  le permite a tu cuerpo superar la fatiga causada por el ejercicio.

La recuperación es esencial para la reparación de músculos y tejidos y también para la renovación de tus fuerzas.

Esto es más importante cuando estás en el entrenamiento con pesas.

Tus músculos pueden necesitar hasta 48 horas de descanso para que el tejido crezca y puedas disfrutar de algunos resultados positivos.

La recuperación también es necesaria porque te permite entrenar más duro durante más tiempo.

Te recomiendo usar estos métodos para relajarte rápidamente después del ejercicio:

1. Debes descansar después de un entrenamiento intenso

Tu cuerpo tiene la capacidad de restaurar sus funciones normales cuando le das el tiempo para hacerlo.

2. Si permaneces inactivo no es muy recomendable

Puedes intentar un estiramiento suave. Es una actividad que puedes hacer después de un entrenamiento duro y acelerar la recuperación muscular.

Lee También  Como dormir con los ojos abiertos

3.  La forma en que terminas tus entrenamientos

Esto también puede influir mucho en tu recuperación general.

Así como comienzas con los ejercicios de calentamiento, puedes terminar cada sesión de entrenamiento enfriándote.

El «enfriamiento» requiere que reduzcas la intensidad de tus actividades, gradualmente, antes de que dejes de hacer ejercicio por completo.

Esto ayuda a prevenir la acumulación de ácido láctico en tus músculos y también a reducir la rigidez.

4. Restauras  tus reservas de energía

Una vez que hayas agotado toda tu energía haciendo ejercicio, debes restaurar  tus reservas de energía para que tu cuerpo pueda prepararse para el próximo desafío.

Esto es más importante cuando estás en entrenamiento de fuerza o musculación.

Por lo tanto, trata de comer bien y a tiempo. Lo ideal es tener una comida que contenga proteínas y carbohidratos, dentro de una hora de terminar tu entrenamiento.

5. Se pierden muchos líquidos durante el ejercicio

Principalmente a través del sudor. Por lo tanto, debes seguir bebiendo agua durante el ejercicio o quizás reponer  tu sistema con líquidos justo después de terminar.

El agua también es compatible con tu sistema metabólico y la transferencia de nutrientes en tu cuerpo.

6. Un masaje después del esfuerzo físico

Los masajes post-ejercicio se sienten realmente bien y también pueden mejorarte la circulación sanguínea, lo que lo ayuda a relajarte.

En caso de que no puedas recibir un masaje, intenta alternar duchas de agua fría y caliente. Esto puede ayudarte a superar el dolor muscular y te permitirá refrescarte más rápido.

Las duchas de agua fría y caliente alternadas, trabajan contrayendo y expandiendo repetidamente los vasos sanguíneos, lo que elimina los desechos de los tejidos.

Puedes alternar dos minutos de duchas de agua caliente con 30 segundos de duchas de agua fría, para obtener mejores resultados.

También puedes leer: Como relajar la mente para hacer el amor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Don`t copy text!